Exile

Un proyecto presentado en las siguientes exposiciones:

When Attitudes Became Form Become Attitudes. Curaduría de Jens Hoffmann. CCA Wattis Institute for Contemporary Arts, San Francisco CA. 13 de septiembre al 1 de diciembre de 2012.

Imaginary Homelands. Curaduría de Emelie Chhangur. Art Gallery of York University (AGYU), Toronto. 12 de septiembre al 2 de diciembre de 2012.

EXILE

During these years she recalled the existence of an earlier novel and located among John’s effects a typescript entitled The Neon Bible. When he was fifteen and had just learned to drive, he had invited her to ride with him to Airline Highway to see something amusing. He had parked in front of a monolithic concrete building  and pointed to an enormous neon sign shaped like an open book, with the words “Holy Bible” on one page and “Midcity Baptist Church” on the other. Together they laughed at its tacky ostentation, but she did not know then that he had found the title and inspiration for his first sustained creative effort.

W. Kenneth Holditch. En la introducción The Neon Bible de John Kennedy Toole. Pag. ix. Grove Press, New York. 1989.

·

Desarrollada en Nueva York durante mi maestría en artes en el 2006. Esta pieza fue concebida casi en paralelo a mis trabajos relacionados con mapas. En aquel momento, estaba interesado en cómo los territorios eran en cierto modo, formas irregulares que llegan a ser reconocibles —casi exclusivamente—, dependiendo del país o región de donde uno proviene.

Decidí realizar un posgrado fuera del país por distintas razones, pero sobre todo, porque quería estar en un contexto cultural diferente y experimentar la vida en otro lugar. Fuera del país de origen, uno experimenta cosas nuevas y diferentes. Uno piensa —recurrentemente—de dónde uno proviene; uno piensa mucho en su “origen”, y como éste se muta para adaptarse a un nuevo contexto y lugar.

Una noche, salía de mi estudio y vi una señal luminosa de color rojo con la palabra EXIT. Como el Inglés no es mi primera lengua, las palabras en este idioma suenan a menudo de manera conspícua; pensé que la palabra EXIT (salida) era cercana a EXILE (exilio). Ambas palabras significan que ‘se está saliendo de un lugar’, sin embargo, el acto de salir implica también el de entrar (a un nuevo lugar). Este tránsito se liga a un límite (un umbral) que se cruza tanto física como simbólicamente.

Exilio es una palabra compleja; social, política e históricamente. Si bien significa destierro, no implica obligatoriamente la necesidad de abandonar el país de origen de manera forzosa. Un exilio también puede ser voluntario y ausente de cualquier sensación desagradable.

Al sustituir la palabra salida por la palabra el exilio, intento reorientar la relación que uno usualmente tiene con la segunda palabra, e invito a pensar cuán lejos o no se está del estatus social en el que se está obligado a vivir fuera de su país de origen.

N.C.
Agosto de 2012.